Correcto uso del suavizante

Todos conocemos los beneficios generales de usar un suavizante de ropa, este producto bien aplicado nos hará no querer despegarnos de la textura de nuestras prendas, y además protege tu ropa del uso y el desgaste ¡Acá te enseñamos cómo darle un correcto uso!

El suavizante no solo mejora la textura de nuestras prendas, también reduce la estática de la ropa, ayuda a que se seque más rápido (ahorrar tiempo nunca está de más) y hace que la tarea de planchado sea más fácil y amena (no está mal ¿no?).

Algunos trucos para obtener un mejor resultado son:

  • La mayoría de los lavadoras tienen un compartimento para poner detergente, desmanchador y suavizante para ropa. La ubicación de ese compartimento puede variar de una máquina a otra, así que, te sugerimos como primer paso consultar el manual de uso para empezar de la mejor manera tu lavado.

  • La mayoría de los suavizantes son líquidos e incluyen, por lo general, una taza medidora. Esto es esencial porque tampoco hay que abusar de la cantidad de producto que le echamos a la ropa, sino puede quedar apelmazada y nuestro objetivo fracasará. Es importante añadir la cantidad según la función del volumen de la carga de lavado.

  • Es clave que el suavizante nunca esté en contacto directo con la ropa, ya que dejará manchas y marcas, y eso es justo lo que no queremos.

  • Al usar suavizante en cada lavado, tu ropa va a quedar mucho más esponjosa y delicada, ¡no te vas a querer despegar de tus prendas! ¡Revisa nuestra oferta de productos en el pasillo de limpieza!

Siempre cuida las fibras de tu ropa para que dure más y se mantenga en un buen estado. Estrenar tus mejores looks después de cada lavado depende de tí.

¡Ahora aplica nuestros tips y #PasaElDato con tus amigos!

Lavado de ropa

Deja un comentario

Todos los comentarios son moderados antes de ser publicados